Select Page

¿Eres bueno escuchando? Escuchar es una habilidad blanda muy valorada que buscan todos los empleadores. Después de todo, es más probable que las personas con esta habilidad comprendan las tareas y los proyectos, construyan relaciones sólidas con los compañeros de trabajo y también sean capaces de resolver problemas y resolver conflictos.

Dado que es una habilidad tan demandada, los empleadores lo buscarán para demostrar su capacidad de escuchar durante las entrevistas de trabajo. Descubra por qué las buenas habilidades para escuchar son vitales en el lugar de trabajo, además de cómo crear buenos hábitos para escuchar y evitar los malos.

El proceso de escucha

Escuchar dentro del contexto de trabajo es el proceso mediante el cual obtiene una comprensión de las necesidades, demandas y preferencias de sus partes interesadas a través de la interacción directa. Una parte interesada puede ser cualquiera de su jefe, un cliente, un compañero de trabajo, un subordinado, la alta dirección, un miembro de la junta, un entrevistador o un candidato a un puesto.

Escucha activa

Hay dos componentes para la escucha activa en el lugar de trabajo: atención y reflexión.

Prestar atención

La atención implica mantener el contacto visual, asentir con la cabeza, tener una buena postura y reflejar el lenguaje corporal del hablante para mostrar un interés genuino en lo que está diciendo.

Además de estas señales no verbales, también debe permitir que el hablante termine su pensamiento en su totalidad.

Todas estas son señales de que estás concentrado en lo que dice el hablante.

Reflexión y respuesta

La reflexión es repetir y parafrasear lo que ha dicho el hablante para demostrar que realmente entiendes lo que te está diciendo.

Lo que hace a un buen oyente

Los buenos oyentes siempre se esfuerzan por comprender completamente lo que otros quieren comunicar, particularmente cuando la declaración carece de claridad. Escuchar exige el intento de decodificar e interpretar mensajes verbales y señales no verbales, como el tono de voz, las expresiones faciales y la postura física.

Los oyentes activos también muestran su curiosidad haciendo preguntas. Haz esto y causarás una gran impresión.

A través del lenguaje corporal y otras señales, los buenos oyentes comunican sutilmente al orador que están escuchando. Además, alientan y dan la bienvenida a los pensamientos, opiniones y sentimientos de los demás.

Una forma de demostrar la escucha activa es permitir que el entrevistador complete cada pregunta y declaración antes de responder. No interrumpa y asegúrese de que su respuesta responda genuinamente a la pregunta.

Está perfectamente bien tomarse unos momentos para enmarcar la respuesta correcta. Si lo hace, demuestra que ha absorbido completamente las palabras del orador y es lo suficientemente considerado como para formular la mejor respuesta.

Lo que hace a un mal oyente

Interrumpir indica que sus habilidades para escuchar están subdesarrolladas. Del mismo modo, responder de una manera que no responda a la pregunta se reflejará negativamente en sus habilidades para escuchar, especialmente en una entrevista de trabajo.

Si no está seguro acerca de una pregunta, es mejor aclarar que arriesgarse con lo que pregunta el entrevistador.

Hablar demasiado también es problemático, ya que las conversaciones adecuadas deben estar bien equilibradas, y todas las partes involucradas deben tener el mismo tiempo para hablar. El monopolio de una conversación evita que usted escuche y que la otra parte exprese completamente lo que quiere decir. Al final, esto te llevará a dar una mala impresión.

Lucir distraído también es una cualidad de un mal oyente. Esto podría implicar cualquier cosa, desde evitar el contacto visual hasta revisar su teléfono o reloj mientras alguien más está hablando.

Ejemplos de escucha efectiva

  • Una candidata a un trabajo comparte su comprensión de una pregunta poco clara durante una entrevista y le pregunta si lo hizo bien.
  • Un entrevistador nota que un candidato no la mira a los ojos cuando afirma una fortaleza clave.
  • Un trabajador de servicio al cliente le repite el problema o la queja de un cliente para asegurarle que ha sido escuchado.
  • Un consejero asiente con la cabeza y dice: "Te escucho", para alentar a un cliente a continuar hablando sobre su experiencia traumática.
  • El facilitador de una reunión alienta a un miembro del grupo reticente a sus puntos de vista sobre una propuesta.
  • Un entrevistador hace una pregunta de seguimiento para obtener más aclaraciones sobre las formas en que un candidato ha aplicado una habilidad crítica en un trabajo anterior.
  • Un gerente resume lo que su equipo ha dicho durante una reunión de personal y les pregunta si ha escuchado las cosas correctamente.
  • Al final de una revisión de desempeño, un empleado reafirma las áreas específicas en las que su supervisor le pide que mejore.
  • En una reunión con un cliente, un vendedor hace una pregunta abierta como "¿Qué puedo hacer para servirle mejor?" y alienta a su contraparte a expresar cualquier preocupación por completo.
  • Una enfermera le informa a una paciente que es consciente de lo asustados que están por su próxima cirugía y dice que está ahí para ella.
  • Un empleado presta mucha atención a un orador en una sesión de capacitación y hace preguntas aclaratorias sobre la información que está recibiendo.

Habilidades laborales más valiosas

Tener fuertes habilidades de escucha es esencial en todos los niveles organizacionales y mejorará las posibilidades de promociones futuras. Sin embargo, puede haber algunas habilidades blandas y duras que ofrezcan más valor que otras, según el campo profesional.

Para determinar qué listas de habilidades debe resaltar en su currículum y entrevista, eche un vistazo a las habilidades laborales enumeradas por trabajo.

¿Cuáles son las 7 habilidades auditivas?

7 tipos de habilidades auditivas

  • Escucha informativa. Cuando desee aprender algo, utilizará la escucha informativa para comprender y retener información.
  • Escucha discriminatoria.
  • Escucha sesgada.
  • Escucha comprensiva.
  • Escucha comprensiva.
  • Escucha empática o terapéutica.
  • Escucha crítica.

¿Cuáles son las 3 habilidades básicas de la escucha?

Escuchar es una actividad consciente basada en tres habilidades básicas: actitud, atención y ajuste. Estas habilidades se conocen colectivamente como escucha triple-A.

¿Cuáles son las 10 habilidades auditivas?

10 consejos para la escucha activa

  • Mire al orador y tenga contacto visual.
  • "Escucha" las señales no verbales también.
  • No interrumpas.
  • Escuche sin juzgar ni sacar conclusiones precipitadas.
  • No empieces a planear qué decir a continuación.
  • No impongas tus opiniones o soluciones.
  • Mantente enfocado.
  • Hacer preguntas.

Mas cosas…

¿Cuáles son los 4 tipos de escucha?

4 tipos de escucha

  • Escucha Profunda. La escucha profunda ocurre cuando te comprometes a comprender la perspectiva del hablante.
  • Escucha completa. Escuchar por completo implica prestar mucha atención a lo que el hablante está transmitiendo.
  • Escucha crítica.
  • Escucha Terapéutica.

Video: listening skills