Los principios de una estrategia de diseño de experiencia de los empleados

El diseño de la experiencia del empleado puede garantizar que su estrategia EX se base en lo que los empleados realmente quieren y no solo en lo que usted cree que necesitan.

Dejar de lado las suposiciones preconcebidas es quizás el mayor desafío que enfrentan los profesionales de recursos humanos cuando planifican una estrategia de experiencia del empleado (EX). Es fácil recurrir a lo que creemos que la gente quiere en lugar de buscar comentarios. E incluso cuando tenemos comentarios, a menudo los interpretamos para que se ajusten a nuestros propios sesgos.

Esta es la razón por la cual el diseño de experiencias es tan valioso cuando se trata de EX.

El diseño de experiencias es un proceso de diseño que pone al usuario en primer lugar al resolver problemas. En el caso de EX, los usuarios son sus empleados y su objetivo final es diseñar una experiencia que sea intuitiva, atractiva y, en última instancia, satisfactoria.

Dado que EX ya se basa en los deseos y necesidades individuales de los empleados, tiene sentido utilizar una estrategia que adopte el mismo enfoque. Sin embargo, el diseño de la experiencia es un concepto amplio con muchas interpretaciones que fácilmente pueden volverse abrumadoras para examinar y encontrar una aplicable a EX. Para ahorrarle tiempo y frustraciones, hemos aplicado el pensamiento de diseño, una de las metodologías más comunes utilizadas en el diseño de experiencias, en pasos prácticos que colocarán a los empleados al frente de su estrategia.

Relacionado: Mejorar la experiencia del empleado: ¿dónde comienza?

Usando la estrategia de diseño de la experiencia del empleado

1. Comprender y observar
El punto de partida para la estrategia de diseño de la experiencia de los empleados es la investigación. Analice qué es EX y cómo se aplica a su industria específica. Lea libros y artículos, escuche podcasts y busque a otros profesionales de recursos humanos para averiguar cuáles consideran que son las mejores prácticas para EX.

Una vez que tenga una comprensión sólida, lleve el conocimiento al campo y observe. Recuerde que está viendo cómo los empleados interpretan su experiencia, no solo una descripción de lo que están haciendo. Las interpretaciones se basan en las emociones y, por lo tanto, requieren una mirada a las condiciones que causan esas emociones.

En el contexto del diseño de la experiencia del empleado, la observación implica ir donde están sus empleados, ya sea en una oficina, una fábrica, un entorno de atención médica o incluso en el campo. Si su organización tiene una multitud de segmentos de empleados, debe visitar cada configuración. Cuando esté observando, busque condiciones que puedan conducir a emociones negativas. Algunos ejemplos serían la falta de salas de conferencias disponibles, lo que dificulta la productividad en la oficina y provoca sentimientos de frustración, o una sala de descanso mal abastecida que deja a los empleados que trabajan en el turno de noche sin café ni té, lo que genera resentimiento y apatía.

Por supuesto, cuando se trata de obtener retroalimentación, no hay nada mejor que hablar con los empleados y preguntarles directamente qué dificultades enfrentan en el lugar de trabajo. Desafortunadamente, esto no es factible para grandes organizaciones con miles de empleados, por lo que ahí es donde entran en juego las encuestas, tanto las encuestas de pulso como las encuestas de satisfacción recurrentes. Para obtener la visión más holística, use una combinación de observación, diálogo abierto y encuestas.

2. Lluvia de ideas e ideas
Esta fase tiene que ver con la innovación. Una vez que comprenda cómo es el EX actual, su próximo paso es "idear" o conceptualizar posibles soluciones a problemas comunes que descubrió a través de los comentarios. Esta no es una tarea de una sola persona, ni es solo una tarea para el departamento de recursos humanos. Para obtener los mejores resultados, forme un equipo multifuncional de empleados y líderes para proporcionar información.

Una vez que haya creado su equipo, reúnalos y comience a pensar en formas de resolver problemas. No tenga miedo de ser creativo. Quiere tantas soluciones como sea posible, así que absténgase de emitir juicios sobre ideas que pueden parecer demasiado extravagantes al principio. Una vez que comience a quedarse sin ideas, puede comenzar a limitarse a las que sean más factibles para su organización.

3. Probar e implementar
Ahora es el momento de empezar a probar. Tome sus mejores ideas y experimente para ponerlas en práctica. Es fundamental que busque comentarios de los empleados a lo largo de este proceso. Después de todo, su objetivo es mejorar su experiencia, y si no tiene en cuenta cómo les afecta realmente su solución, sus esfuerzos serán en vano. Comunique a los empleados desde el principio que las nuevas soluciones se encuentran en la fase de prueba y pueden modificarse de acuerdo con los comentarios.

Es muy probable que surjan nuevos problemas a partir de las soluciones que implemente. Tal vez decida abordar el problema de no tener suficientes salas de conferencias brindando acceso a un espacio de coworking local, pero esto crea un problema con la comunicación ya que algunos empleados están fuera de la oficina. Si la solución no funciona, intente otra cosa. Recuerde que no puede hacer felices a todos los empleados, pero puede hacer felices a la mayoría de los empleados. Si hay ideas que simplemente no funcionan, sea transparente con sus empleados y explique por qué y qué otros pasos está tomando para abordar el problema.

¿Quieres mantenerte actualizado?

Suscríbete a nuestros boletines

Cuando una solución se mantiene y los comentarios que recibe son abrumadoramente positivos, ha alcanzado su objetivo de implementación. Sin embargo, resolver algunos problemas no significa que el proceso de diseño de la experiencia del empleado haya terminado. Debe ser un proceso continuo que dé cuenta de los cambios en las actitudes, la demografía, los estándares de la industria y otras variables.

En última instancia, la clave para el diseño de la experiencia del empleado es dejar que los empleados guíen el proceso. Cuando confía en los empleados para saber qué es lo que necesitan para hacer su trabajo, creará una experiencia que conducirá a un mayor compromiso y empleados más felices.

¿Cómo se crea la experiencia del empleado?

Cuatro métodos para mejorar la experiencia de los empleados: aprovechar los análisis, comprender los puntos de contacto de diferenciación, crear una coalición de experiencia interfuncional y aplicar principios de diseño rápidos e iterativos. Las organizaciones están examinando la experiencia de los empleados desde muchas perspectivas diferentes.

¿Qué es el modelo de experiencia del empleado?

La experiencia del empleado abarca cada interacción que su personal tiene con su empresa, desde la incorporación hasta la salida. El modelo de experiencia del empleado es un marco que ayuda a una empresa a evaluar dónde están sus empleados y qué se puede mejorar en el lugar de trabajo.

¿Cuáles son los elementos de la experiencia del empleado?

Investigó la relación entre la experiencia del empleado y su índice de experiencia del empleado (EX), que se compone de seis elementos: autenticidad, compromiso, optimismo, propósito y significado, conexión social y pertenencia.

¿Qué es el diseño del trabajo de los empleados?

Diseño del trabajo (ingeniería del trabajo): el diseño del trabajo permite a los empleados ver cómo se vinculan los métodos de trabajo, el diseño y los procedimientos de manejo, así como la interacción entre las personas y las máquinas.

Video: employee experience design

Scroll to Top