Select Page

Descargar PDF

presione soltar

Comparte esta página:

Resumen: Los jóvenes graduados de la escuela secundaria y la universidad se vieron muy afectados por la Gran Recesión. Si bien las perspectivas económicas de los jóvenes graduados han mejorado en los últimos años, todavía enfrentan tasas de desempleo elevadas y salarios estancados. Muchos grupos, incluidos los jóvenes graduados de color, así como los jóvenes graduados de la escuela secundaria que ingresan a la fuerza laboral, enfrentan realidades económicas particularmente difíciles. Este informe analiza las tendencias en el desempleo, el subempleo y los salarios de los jóvenes graduados de la escuela secundaria y la universidad para pintar una imagen de la economía que enfrenta la Clase de 2016.

Introducción y hallazgos clave

La Gran Recesión ha tenido efectos duraderos en las perspectivas de empleo de los jóvenes que ingresan a la fuerza laboral después de graduarse de la escuela secundaria o la universidad. A pesar de que terminó oficialmente en junio de 2009, la recesión dejó a millones de personas desempleadas durante periodos prolongados, siendo especialmente vulnerables quienes se incorporaron recientemente a la fuerza laboral, como los jóvenes graduados. El lento ritmo de la recuperación ha significado que ocho clases de estudiantes se hayan graduado en un mercado laboral extremadamente débil y hayan tenido que competir con trabajadores más experimentados por un número limitado de oportunidades laborales. Esto se suma al hecho de que los graduados desde el año 2000 se han enfrentado a condiciones de mercado laboral subóptimas, lo que ha resultado en salarios estancados y oportunidades laborales limitadas. Si bien las mejoras sostenidas pero lentas en las condiciones económicas en los últimos años han mejorado las perspectivas laborales de los jóvenes graduados, el mercado laboral aún está lejos de recuperarse de la Gran Recesión, y está aún más lejos de la economía de pleno empleo de 2000.

Este documento se centra en los recién graduados de la escuela secundaria (entre 17 y 20 años) y de la universidad (entre 21 y 24 años) que no están matriculados en estudios superiores. Analizamos sus tendencias de empleo, inscripción y salarios para conocer las perspectivas económicas de la Clase de 2016 a medida que comienzan sus carreras.

Debido a la progresión de la recuperación económica y una mejora sustancial en la tasa de desempleo, los miembros de la Clase de 2016 actualmente tienen mejores perspectivas laborales que las clases de 2009–2015. Sin embargo, la Clase de 2016 aún enfrenta desafíos económicos reales, como lo demuestran los niveles elevados de desempleo y subempleo, y una gran proporción de graduados que aún permanecen "inactivos" por la economía. Además, los salarios de los jóvenes graduados de la escuela secundaria y la universidad no han logrado alcanzar los niveles previos a la recesión y, de hecho, se han estancado o disminuido para casi todos los grupos desde el año 2000.

Los hallazgos clave incluyen:

  • El desempleo de los jóvenes graduados sigue siendo elevado hoy en día, pero no por algo único sobre la Gran Recesión y sus consecuencias que ha afectado a los jóvenes en particular. Más bien, es alto porque los trabajadores jóvenes siempre experimentan aumentos desproporcionados en el desempleo durante los períodos de debilidad del mercado laboral, y la Gran Recesión y sus consecuencias es el período de debilidad económica más largo y severo en más de siete décadas.
  • La gran mayoría (65.8 por ciento) de las personas de 24 a 29 años no tienen un título universitario. El acceso a buenos trabajos para estas personas es especialmente crítico, ya que un empleo estable les permite construir una carrera o pagar por estudios superiores.
  • Las tasas de desempleo y subempleo entre los jóvenes graduados han mejorado, pero siguen siendo más altas que antes de que comenzara la recesión.
    • Además de los desempleados (trabajadores desempleados que informan que están buscando trabajo activamente), la tasa de subempleo también incluye a aquellos que trabajan a tiempo parcial pero quieren trabajar a tiempo completo (trabajadores a tiempo parcial “involuntarios”), y aquellos que quieren un trabajo y han buscado trabajo en el último año pero han renunciado a buscar trabajo activamente en las últimas cuatro semanas (trabajadores "marginalmente vinculados").
    • Para los jóvenes graduados universitarios, la tasa de desempleo es actualmente del 5,6 por ciento (en comparación con el 5,5 por ciento en 2007) y la tasa de subempleo es del 12,6 por ciento (en comparación con el 9,6 por ciento en 2007).
    • Para los jóvenes graduados de secundaria, la tasa de desempleo es del 17,9 por ciento (en comparación con el 15,9 por ciento en 2007) y la tasa de subempleo es del 33,7 por ciento (en comparación con el 26,8 por ciento en 2007).
  • La alta proporción de jóvenes graduados universitarios desempleados y subempleados y la proporción de jóvenes graduados universitarios empleados que trabajan en trabajos que no requieren un título universitario subrayan que la actual crisis de desempleo entre los trabajadores jóvenes no surgió porque los adultos jóvenes de hoy carecen de la educación o las habilidades adecuadas. . Más bien, se deriva de la débil demanda de bienes y servicios, lo que hace innecesario que los empleadores aumenten significativamente la contratación.
  • La proporción de jóvenes graduados que están "inactivos" por la economía, ni matriculados en educación superior ni empleados, sigue siendo elevada tras la Gran Recesión. Esto indica que muchos graduados no pueden tomar los dos caminos principales (recibir más educación u obtener más experiencia laboral) que les permitan el éxito profesional en el futuro.
    • Entre los jóvenes graduados universitarios, el 9,7 por ciento no está matriculado ni tiene empleo (en comparación con el 8,4 por ciento en 2007).
    • Entre los jóvenes graduados de la escuela secundaria, el 15,5 por ciento no está matriculado ni tiene empleo (en comparación con el 13,7 por ciento en 2007).
  • Las tasas generales de desempleo y las tasas de inactividad de los jóvenes graduados ocultan disparidades raciales y étnicas sustanciales en estas medidas.
    • Las tasas de desempleo de los jóvenes negros e hispanos graduados son sustancialmente más altas que las tasas de desempleo de los blancos no hispanos, tanto para los jóvenes graduados de la escuela secundaria como para los jóvenes graduados universitarios.
    • Los jóvenes graduados universitarios negros actualmente tienen una tasa de desempleo del 9,4 por ciento, más alta que la tasa de desempleo máxima para los jóvenes graduados universitarios blancos durante la recesión (9,0 por ciento).
    • La proporción de jóvenes graduados negros e hispanos que permanecen desempleados y no matriculados en estudios superiores es sustancialmente más alta que la de los graduados blancos.
  • Los salarios de los jóvenes graduados de la universidad y la escuela secundaria tienen un desempeño deficiente y han experimentado poco o ningún crecimiento desde el año 2000.
    • Entre los jóvenes graduados de secundaria, el salario promedio real (ajustado a la inflación) es de $10,66 por hora, un 2,5 % más bajo que en 2000. Los jóvenes graduados universitarios tienen un salario promedio de $18,53, aproximadamente el mismo que en 2000 (solo un 0,7 % más alto).
    • Los salarios de los jóvenes graduados de la escuela secundaria y la universidad siguen las mismas tendencias que los de los graduados mayores, lo que indica que la desaceleración de los salarios de los jóvenes graduados se deriva de un problema de crecimiento salarial más amplio.
    • Entre los jóvenes graduados de la escuela secundaria, las mujeres reciben actualmente 92 centavos por cada dólar pagado a los hombres, mientras que entre los jóvenes graduados universitarios, las mujeres reciben 79 centavos por cada dólar pagado a los hombres. Cabe señalar que las marcadas disparidades salariales entre hombres y mujeres ocurren incluso en esta etapa temprana de sus carreras, cuando tienen una experiencia en el mercado laboral bastante comparable.
    • La desigualdad salarial de género entre los graduados universitarios ha aumentado desde 2000. Los jóvenes graduados universitarios masculinos ganaron un 8,1 % más en 2016 que en 2000, mientras que las jóvenes graduadas universitarias ganaron un 6,8 % menos que en 2000. Es probable que estas discrepancias salariales de género sean impulsadas por los hombres en la parte superior de la distribución salarial ganando más que nunca y elevando el salario medio masculino.
  • La calidad de los puestos de trabajo para los jóvenes graduados se ha deteriorado en las últimas décadas.
    • En 1989, solo el 10,1 por ciento de los nuevos graduados de la escuela secundaria (de 17 a 20 años) con trabajo tenían una pensión a través de su lugar de trabajo, y esa proporción cayó aún más al 4,5 por ciento en 2015.
    • La cobertura de pensiones entre los graduados universitarios que trabajan (de 21 a 24 años) cayó del 30,9 % en 1989 al 29,4 % en 2014.
    • Actualizar el umbral de salario de horas extras (el nivel por debajo del cual todos los trabajadores son elegibles para el pago de horas extras) daría como resultado que casi un millón de trabajadores jóvenes adicionales reciban pago de horas extras por las horas extra que trabajan.
  • El costo de la educación superior ha crecido mucho más rápido que el ingreso familiar promedio, lo que deja a los estudiantes con pocas opciones más que tomar préstamos que, al graduarse en un mercado laboral con oportunidades laborales limitadas, pueden tener dificultades para pagar.
    • Desde el año de inscripción 1984–1985 hasta el año de inscripción 2014–2015, el costo ajustado por inflación de una educación de cuatro años, incluida la matrícula, las tarifas y el alojamiento y la comida, aumentó un 119,5 % para las escuelas privadas y un 124,7 % para las escuelas públicas ( según el College Board).
    • Entre 2004 y 2014, hubo un aumento del 92 por ciento en el número de prestatarios de préstamos para estudiantes y un aumento del 74 por ciento en los saldos promedio de préstamos para estudiantes (según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York).
    • Debido a las oportunidades laborales limitadas de los jóvenes graduados universitarios, los salarios estancados y el costo creciente de la educación superior, la universidad se está convirtiendo en una inversión cada vez más difícil.
por qué esto importa

Graduarse en una economía débil tiene consecuencias económicas duraderas. Durante los próximos 10 a 15 años, los de la Clase de 2016 probablemente ganarán menos y tendrán más períodos de desempleo que si se hubieran graduado cuando las oportunidades laborales eran abundantes.

¿Cómo podemos arreglarlo?

Las soluciones políticas para mejorar las perspectivas laborales de los jóvenes graduados de la escuela secundaria y la universidad y aumentar sus salarios son las mismas soluciones necesarias para ayudar a todos los trabajadores.

  • Para reducir las tasas de desempleo de los jóvenes graduados, debemos asegurarnos de que todos los trabajadores que deseen un trabajo puedan encontrarlo. La Reserva Federal puede ayudar manteniendo bajas las tasas de interés hasta que la economía se fortalezca.
  • Para aumentar el salario de los jóvenes graduados, debemos aumentar el salario mínimo; facilitar que los trabajadores negocien colectivamente salarios más altos; fortalecer y hacer cumplir las normas laborales (por ejemplo, deberíamos hacer que más trabajadores sean elegibles para el pago de horas extra y combatir el robo de salarios por parte de los empleadores); proporcionar licencia por enfermedad ganada y licencia familiar pagada; proporcionar a los trabajadores indocumentados un camino hacia la ciudadanía, lo que les dará a estos trabajadores (y a los trabajadores nativos en campos de trabajo similares) más influencia para obtener salarios más altos; y poner fin a las prácticas discriminatorias que contribuyen a las desigualdades raciales y de género.

En las buenas y en las malas, muchos trabajadores jóvenes luchan por encontrar empleo

Tanto en las recesiones económicas como en las expansiones, la tasa de desempleo de los trabajadores jóvenes (menores de 25 años) suele ser un poco más del doble de la tasa de desempleo general. En promedio, entre 1989 y 2007, la tasa de desempleo de los trabajadores menores de 25 años fue 2,2 veces más alta que la tasa de desempleo general (consulte la Figura A para obtener datos nacionales y el Apéndice Tabla A1 para obtener datos a nivel estatal). Esta tendencia persiste en el tiempo porque los trabajadores jóvenes son relativamente nuevos en el mercado laboral, a menudo en busca de su primer o segundo trabajo, y pueden ser pasados ????por alto en las decisiones de contratación debido a la falta de experiencia. En cuanto a los trabajadores jóvenes que ya están empleados, su falta de antigüedad los convierte en candidatos probables para ser despedidos si su empresa atraviesa tiempos difíciles o se reestructura. Los trabajadores jóvenes también tienden a ser más móviles que los trabajadores mayores, moviéndose entre empleadores, carreras o ciudades y, por lo tanto, pasan una mayor parte de su tiempo buscando trabajo.

Figura A

La tasa de desempleo de los trabajadores jóvenes es aproximadamente el doble de la tasa general: Tasa de desempleo de los trabajadores menores de 25 años y todos los trabajadores, 1969–2016

Fecha Todos Menos de 25
1969-01-01 3,4% 8,2%
1969-02-01 3,4% 8,1%
1969-03-01 3,4% 8,3%
1969-04-01 3,4% 8,2%
1969-05-01 3,4% 8,3%
1969-06-01 3,5% 8,3%
1969-07-01 3,5% 8,7%
1969-08-01 3,5% 8,2%
1969-09-01 3,7% 8,9%
1969-10-01 3,7% 8,8%
1969-11-01 3,5% 8,2%
1969-12-01 3,5% 8,4%
1970-01-01 3,9% 9,3%
1970-02-01 4,2% 9,8%
1970-03-01 4,4% 9,6%
1970-04-01 4,6% 10,4%
1970-05-01 4,8% 10,4%
1970-06-01 4,9% 11,2%
1970-07-01 5,0% 11,0%
1970-08-01 5,1% 11,4%
1970-09-01 5,4% 12,1%
1970-10-01 5,5% 12,2%
1970-11-01 5,9% 12,9%
1970-12-01 6,1% 12,8%
1971-01-01 5,9% 12,6%
1971-02-01 5,9% 12,5%
1971-03-01 6,0% 12,8%
1971-04-01 5,9% 12,5%
1971-05-01 5,9% 13,0%
1971-06-01 5,9% 13,2%
1971-07-01 6,0% 12,9%
1971-08-01 6,1% 12,8%
1971-09-01 6,0% 12,4%
1971-10-01 5,8% 12,4%
1971-11-01 6,0% 13,0%
1971-12-01 6,0% 12,7%
1972-01-01 5,8% 12,7%
1972-02-01 5,7% 12,8%
1972-03-01 5,8% 12,8%
1972-04-01 5,7% 12,4%
1972-05-01 5,7% 11,8%
1972-06-01 5,7% 11,8%
1972-07-01 5,6% 12,0%
1972-08-01 5,6% 12,1%
1972-09-01 5,5% 12,0%
1972-10-01 5,6% 12,0%
1972-11-01 5,3% 11,5%
1972-12-01 5,2% 11,3%
1973-01-01 4,9% 10,2%
1973-02-01 5,0% 10,9%
1973-03-01 4,9% 10,4%
1973-04-01 5,0% 11,0%
1973-05-01 4,9% 10,7%
1973-06-01 4,9% 10,4%
1973-07-01 4,8% 10,6%
1973-08-01 4,8% 10,3%
1973-09-01 4,8% 10,7%
1973-10-01 4,6% 10,0%
1973-11-01 4,8% 10,4%
1973-12-01 4,9% 10,5%
1974-01-01 5,1% 10,8%
1974-02-01 5,2% 11,0%
1974-03-01 5,1% 10,7%
1974-04-01 5,1% 10,5%
1974-05-01 5,1% 11,3%
1974-06-01 5,4% 11,8%
1974-07-01 5,5% 12,1%
1974-08-01 5,5% 11,7%
1974-09-01 5,9% 12,6%
1974-10-01 6,0% 12,5%
1974-11-01 6,6% 13,4%
1974-12-01 7,2% 14,2%
1975-01-01 8,1% 15,1%
1975-02-01 8,1% 15,6%
1975-03-01 8,6% 16,2%
1975-04-01 8,8% 16,5%
1975-05-01 9,0% 16,9%
1975-06-01 8,8% 16,3%
1975-07-01 8,6% 16,6%
1975-08-01 8,4% 16,3%
1975-09-01 8,4% 16,1%
1975-10-01 8,4% 16,1%
1975-11-01 8,3% 15,7%
1975-12-01 8,2% 15,6%
1976-01-01 7,9% 15,4%
1976-02-01 7,7% 14,7%
1976-03-01 7,6% 14,6%
1976-04-01 7,7% 14,9%
1976-05-01 7,4% 14,3%
1976-06-01 7,6% 14,5%
1976-07-01 7,8% 14,2%
1976-08-01 7,8% 15,0%
1976-09-01 7,6% 14,4%
1976-10-01 7,7% 14,9%
1976-11-01 7,8% 14,9%
1976-12-01 7,8% 14,8%
1977-01-01 7,5% 14,3%
1977-02-01 7,6% 14,5%
1977-03-01 7,4% 14,2%
1977-04-01 7,2% 13,7%
1977-05-01 7,0% 13,7%
1977-06-01 7,2% 14,0%
1977-07-01 6,9% 13,3%
1977-08-01 7,0% 13,7%
1977-09-01 6,8% 13,5%
1977-10-01 6,8% 13,0%
1977-11-01 6,8% 13,1%
1977-12-01 6,4% 12,2%
1978-01-01 6,4% 12,9%
1978-02-01 6,3% 13,0%
1978-03-01 6,3% 13,0%
1978-04-01 6,1% 12,6%
1978-05-01 6,0% 11,8%
1978-06-01 5,9% 11,7%
1978-07-01 6,2% 12,5%
1978-08-01 5,9% 11,7%
1978-09-01 6,0% 12,1%
1978-10-01 5,8% 11,5%
1978-11-01 5,9% 11,9%
1978-12-01 6,0% 12,1%
1979-01-01 5,9% 11,6%
1979-02-01 5,9% 11,7%
1979-03-01 5,8% 11,6%
1979-04-01 5,8% 11,6%
1979-05-01 5,6% 11,6%
1979-06-01 5,7% 11,5%
1979-07-01 5,7% 11,6%
1979-08-01 6,0% 12,2%
1979-09-01 5,9% 12,1%
1979-10-01 6,0% 12,1%
1979-11-01 5,9% 11,6%
1979-12-01 6,0% 12,4%
1980-01-01 6,3% 12,6%
1980-02-01 6,3% 12,5%
1980-03-01 6,3% 12,3%
1980-04-01 6,9% 13,1%
1980-05-01 7,5% 14,7%
1980-06-01 7,6% 14,7%
1980-07-01 7,8% 14,9%
1980-08-01 7,7% 14,7%
1980-09-01 7,5% 14,3%
1980-10-01 7,5% 14,5%
1980-11-01 7,5% 14,4%
1980-12-01 7,2% 13,7%
1981-01-01 7,5% 14,5%
1981-02-01 7,4% 14,6%
1981-03-01 7,4% 14,5%
1981-04-01 7,2% 14,5%
1981-05-01 7,5% 15,1%
1981-06-01 7,5% 14,9%
1981-07-01 7,2% 14,1%
1981-08-01 7,4% 14,5%
1981-09-01 7,6% 14,9%
1981-10-01 7,9% 15,3%
1981-11-01 8,3% 15,9%
1981-12-01 8,5% 16,1%
1982-01-01 8,6% 16,5%
1982-02-01 8,9% 17,0%
1982-03-01 9,0% 16,9%
1982-04-01 9,3% 17,4%
1982-05-01 9,4% 17,3%
1982-06-01 9,6% 17,5%
1982-07-01 9,8% 18,0%
1982-08-01 9,8% 18,1%
1982-09-01 10,1% 18,2%
1982-10-01 10,4% 18,5%
1982-11-01 10,8% 19,0%
1982-12-01 10,8% 18,9%
1983-01-01 10,4% 18,5%
1983-02-01 10,4% 18,4%
1983-03-01 10,3% 18,2%
1983-04-01 10,2% 18,0%
1983-05-01 10,1% 17,7%
1983-06-01 10,1% 17,8%
1983-07-01 9,4% 16,8%
1983-08-01 9,5% 17,3%
1983-09-01 9,2% 16,4%
1983-10-01 8,8% 16,2%
1983-11-01 8,5% 15,4%
1983-12-01 8,3% 14,9%
1984-01-01 8,0% 14,8%
1984-02-01 7,8% 14,3%
1984-03-01 7,8% 14,4%
1984-04-01 7,7% 14,5%
1984-05-01 7,4% 13,6%
1984-06-01 7,2% 13,2%
1984-07-01 7,5% 13,7%
1984-08-01 7,5% 14,1%
1984-09-01 7,3% 14,0%
1984-10-01 7,4% 13,6%
1984-11-01 7,2% 13,2%
1984-12-01 7,3% 13,7%
1985-01-01 7,3% 13,6%
1985-02-01 7,2% 13,6%
1985-03-01 7,2% 13,6%
1985-04-01 7,3% 13,2%
1985-05-01 7,2% 13,6%
1985-06-01 7,4% 13,5%
1985-07-01 7,4% 14,2%
1985-08-01 7,1% 13,3%
1985-09-01 7,1% 13,3%
1985-10-01 7,1% 14,1%
1985-11-01 7,0% 13,5%
1985-12-01 7,0% 13,5%
1986-01-01 6,7% 13,0%
1986-02-01 7,2% 13,6%
1986-03-01 7,2% 13,2%
1986-04-01 7,1% 13,7%
1986-05-01 7,2% 13,7%
1986-06-01 7,2% 13,5%
1986-07-01 7,0% 13,3%
1986-08-01 6,9% 13,1%
1986-09-01 7,0% 13,6%
1986-10-01 7,0% 13,0%
1986-11-01 6,9% 12,8%
1986-12-01 6,6% 13,0%
1987-01-01 6,6% 13,0%
1987-02-01 6,6% 13,1%
1987-03-01 6,6% 12,8%
1987-04-01 6,3% 12,6%
1987-05-01 6,3% 12,5%
1987-06-01 6,2% 12,3%
1987-07-01 6,1% 11,8%
1987-08-01 6,0% 11,7%
1987-09-01 5,9% 11,8%
1987-10-01 6,0% 11,8%
1987-11-01 5,8% 11,5%
1987-12-01 5,7% 11,2%
1988-01-01 5,7% 11,5%
1988-02-01 5,7% 11,3%
1988-03-01 5,7% 11,8%
1988-04-01 5,4% 11,2%
1988-05-01 5,6% 11,3%
1988-06-01 5,4% 10,5%
1988-07-01 5,4% 10,8%
1988-08-01 5,6% 11,0%
1988-09-01 5,4% 10,8%
1988-10-01 5,4% 10,8%
1988-11-01 5,3% 10,5%
1988-12-01 5,3% 10,8%
1989-01-01 5,4% 11,8%
1989-02-01 5,2% 10,6%
1989-03-01 5,0% 10,1%
1989-04-01 5,2% 10,6%
1989-05-01 5,2% 10,4%
1989-06-01 5,3% 11,2%
1989-07-01 5,2% 10,6%
1989-08-01 5,2% 10,9%
1989-09-01 5,3% 11,1%
1989-10-01 5,3% 11,0%
1989-11-01 5,4% 11,3%
1989-12-01 5,4% 11,2%
1990-01-01 5,4% 10,8%
1990-02-01 5,3% 10,7%
1990-03-01 5,2% 10,6%
1990-04-01 5,4% 11,1%
1990-05-01 5,4% 10,8%
1990-06-01 5,2% 10,4%
1990-07-01 5,5% 10,7%
1990-08-01 5,7% 11,5%
1990-09-01 5,9% 11,7%
1990-10-01 5,9% 11,8%
1990-11-01 6,2% 12,0%
1990-12-01 6,3% 12,0%
1991-01-01 6,4% 12,6%
1991-02-01 6,6% 12,8%
1991-03-01 6,8% 13,1%
1991-04-01 6,7% 12,7%
1991-05-01 6,9% 13,6%
1991-06-01 6,9% 13,6%
1991-07-01 6,8% 13,8%
1991-08-01 6,9% 13,5%
1991-09-01 6,9% 13,4%
1991-10-01 7,0% 13,9%
1991-11-01 7,0% 13,8%
1991-12-01 7,3% 14,6%
1992-01-01 7,3% 13,9%
1992-02-01 7,4% 14,2%
1992-03-01 7,4% 14,1%
1992-04-01 7,4% 13,6%
1992-05-01 7,6% 14,4%
1992-06-01 7,8% 15,2%
1992-07-01 7,7% 14,5%
1992-08-01 7,6% 14,2%
1992-09-01 7,6% 14,5%
1992-10-01 7,3% 13,5%
1992-11-01 7,4% 14,3%
1992-12-01 7,4% 14,2%
1993-01-01 7,3% 14,0%
1993-02-01 7,1% 14,1%
1993-03-01 7,0% 13,6%
1993-04-01 7,1% 13,8%
1993-05-01 7,1% 14,2%
1993-06-01 7,0% 13,7%
1993-07-01 6,9% 13,1%
1993-08-01 6,8% 13,0%
1993-09-01 6,7% 12,6%
1993-10-01 6,8% 13,0%
1993-11-01 6,6% 12,9%
1993-12-01 6,5% 12,5%
1994-01-01 6,6% 13,4%
1994-02-01 6,6% 12,9%
1994-03-01 6,5% 13,1%
1994-04-01 6,4% 13,3%
1994-05-01 6,1% 12,5%
1994-06-01 6,1% 12,4%
1994-07-01 6,1% 12,4%
1994-08-01 6,0% 12,5%
1994-09-01 5,9% 12,1%
1994-10-01 5,8% 12,0%
1994-11-01 5,6% 11,4%
1994-12-01 5,5% 11,5%
1995-01-01 5,6% 11,4%
1995-02-01 5,4% 11,7%
1995-03-01 5,4% 11,6%
1995-04-01 5,8% 12,0%
1995-05-01 5,6% 11,9%
1995-06-01 5,6% 12,0%
1995-07-01 5,7% 12,5%
1995-08-01 5,7% 12,5%
1995-09-01 5,6% 12,7%
1995-10-01 5,5% 12,4%
1995-11-01 5,6% 12,0%
1995-12-01 5,6% 12,4%
1996-01-01 5,6% 12,8%
1996-02-01 5,5% 12,2%
1996-03-01 5,5% 12,2%
1996-04-01 5,6% 12,0%
1996-05-01 5,6% 12,2%
1996-06-01 5,3% 11,8%
1996-07-01 5,5% 12,4%
1996-08-01 5,1% 11,6%
1996-09-01 5,2% 11,4%
1996-10-01 5,2% 11,6%
1996-11-01 5,4% 11,9%
1996-12-01 5,4% 11,8%
1997-01-01 5,3% 12,2%
1997-02-01 5,2% 11,8%
1997-03-01 5,2% 11,7%
1997-04-01 5,1% 11,6%
1997-05-01 4,9% 11,1%
1997-06-01 5,0% 11,4%
1997-07-01 4,9% 11,2%
1997-08-01 4,8% 11,1%
1997-09-01 4,9% 11,2%
1997-10-01 4,7% 11,0%
1997-11-01 4,6% 10,8%
1997-12-01 4,7% 10,5%
1998-01-01 4,6% 10,9%
1998-02-01 4,6% 10,6%
1998-03-01 4,7% 10,5%
1998-04-01 4,3% 9,7%
1998-05-01 4,4% 10,3%
1998-06-01 4,5% 10,6%
1998-07-01 4,5% 10,6%
1998-08-01 4,5% 10,8%
1998-09-01 4,6% 11,0%
1998-10-01 4,5% 10,5%
1998-11-01 4,4% 9,8%
1998-12-01 4,4% 9,6%
1999-01-01 4,3% 10,2%
1999-02-01 4,4% 10,1%
1999-03-01 4,2% 9,9%
1999-04-01 4,3% 10,0%
1999-05-01 4,2% 9,6%
1999-06-01 4,3% 10,0%
1999-07-01 4,3% 9,9%
1999-08-01 4,2% 9,6%
1999-09-01 4,2% 10,2%
1999-10-01 4,1% 10,0%
1999-11-01 4,1% 9,9%
1999-12-01 4,0% 9,6%
2000-01-01 4,0% 9,4%
2000-02-01 4,1% 9,9%
2000-03-01 4,0% 9,6%
2000-04-01 3,8% 9,2%
2000-05-01 4,0% 9,8%
2000-06-01 4,0% 9,3%
2000-07-01 4,0% 9,3%
2000-08-01 4,1% 9,3%
2000-09-01 3,9% 8,9%
2000-10-01 3,9% 8,9%
2000-11-01 3,9% 9,1%
2000-12-01 3,9% 9,2%
2001-01-01 4,2% 9,6%
2001-02-01 4,2% 9,6%
2001-03-01 4,3% 9,8%
2001-04-01 4,4% 10,2%
2001-05-01 4,3% 9,9%
2001-06-01 4,5% 10,4%
2001-07-01 4,6% 10,2%
2001-08-01 4,9% 11,2%
2001-09-01 5,0% 10,8%
2001-10-01 5,3% 11,5%
2001-11-01 5,5% 11,6%
2001-12-01 5,7% 12,2%
2002-01-01 5,7% 12,1%
2002-02-01 5,7% 11,8%
2002-03-01 5,7% 12,5%
2002-04-01 5,9% 12,3%
2002-05-01 5,8% 11,6%
2002-06-01 5,8% 11,8%
2002-07-01 5,8% 12,1%
2002-08-01 5,7% 12,0%
2002-09-01 5,7% 11,7%
2002-10-01 5,7% 11,8%
2002-11-01 5,9% 12,1%
2002-12-01 6,0% 12,1%
2003-01-01 5,8% 12,0%
2003-02-01 5,9% 12,1%
2003-03-01 5,9% 12,0%
2003-04-01 6,0% 12,6%
2003-05-01 6,1% 12,9%
2003-06-01 6,3% 13,2%
2003-07-01 6,2% 13,0%
2003-08-01 6,1% 12,3%
2003-09-01 6,1% 12,8%
2003-10-01 6,0% 12,2%
2003-11-01 5,8% 12,1%
2003-12-01 5,7% 11,7%
2004-01-01 5,7% 12,0%
2004-02-01 5,6% 11,7%
2004-03-01 5,8% 12,0%
2004-04-01 5,6% 11,6%
2004-05-01 5,6% 12,1%
2004-06-01 5,6% 12,0%
2004-07-01 5,5% 12,1%
2004-08-01 5,4% 11,5%
2004-09-01 5,4% 11,7%
2004-10-01 5,5% 12,1%
2004-11-01 5,4% 11,5%
2004-12-01 5,4% 11,7%
2005-01-01 5,3% 11,6%
2005-02-01 5,4% 12,4%
2005-03-01 5,2% 11,8%
2005-04-01 5,2% 11,8%
2005-05-01 5,1% 11,7%
2005-06-01 5,0% 11,1%
2005-07-01 5,0% 10,7%
2005-08-01 4,9% 11,1%
2005-09-01 5,0% 10,8%
2005-10-01 5,0% 10,8%
2005-11-01 5,0% 11,1%
2005-12-01 4,9% 10,5%
2006-01-01 4,7% 10,4%
2006-02-01 4,8% 10,8%
2006-03-01 4,7% 10,5%
2006-04-01 4,7% 10,3%
2006-05-01 4,6% 10,0%
2006-06-01 4,6% 10,4%
2006-07-01 4,7% 10,9%
2006-08-01 4,7% 10,7%
2006-09-01 4,5% 10,6%
2006-10-01 4,4% 10,6%
2006-11-01 4,5% 10,6%
2006-12-01 4,4% 10,0%
2007-01-01 4,6% 10,3%
2007-02-01 4,5% 9,9%
2007-03-01 4,4% 10,0%
2007-04-01 4,5% 10,3%
2007-05-01 4,4% 9,9%
2007-06-01 4,6% 10,6%
2007-07-01 4,7% 10,5%
2007-08-01 4,6% 10,7%
2007-09-01 4,7% 11,2%
2007-10-01 4,7% 10,7%
2007-11-01 4,7% 10,8%
2007-12-01 5,0% 11,7%
2008-01-01 5,0% 11,7%
2008-02-01 4,9% 11,4%
2008-03-01 5,1% 11,4%
2008-04-01 5,0% 11,0%
2008-05-01 5,4% 13,0%
2008-06-01 5,6% 12,9%
2008-07-01 5,8% 13,5%
2008-08-01 6,1% 13,1%
2008-09-01 6,1% 13,5%
2008-10-01 6,5% 13,6%
2008-11-01 6,8% 14,0%
2008-12-01 7,3% 14,8%
2009-01-01 7,8% 15,0%
2009-02-01 8,3% 16,0%
2009-03-01 8,7% 16,5%
2009-04-01 9,0% 16,7%
2009-05-01 9,4% 17,6%
2009-06-01 9,5% 18,0%
2009-07-01 9,5% 17,9%
2009-08-01 9,6% 18,1%
2009-09-01 9,8% 18,4%
2009-10-01 10,0% 19,1%
2009-11-01 9,9% 19,2%
2009-12-01 9,9% 18,8%
2010-01-01 9,8% 18,8%
2010-02-01 9,8% 18,7%
2010-03-01 9,9% 18,8%
2010-04-01 9,9% 19,5%
2010-05-01 9,6% 18,1%
2010-06-01 9,4% 18,2%
2010-07-01 9,4% 18,4%
2010-08-01 9,5% 17,7%
2010-09-01 9,5% 17,9%
2010-10-01 9,4% 18,7%
2010-11-01 9,8% 18,5%
2010-12-01 9,3% 17,9%
2011-01-01 9,1% 18,1%
2011-02-01 9,0% 17,7%
2011-03-01 9,0% 17,6%
2011-04-01 9,1% 17,6%
2011-05-01 9,0% 17,3%
2011-06-01 9,1% 17,1%
2011-07-01 9,0% 17,3%
2011-08-01 9,0% 17,4%
2011-09-01 9,0% 17,3%
2011-10-01 8,8% 16,7%
2011-11-01 8,6% 17,0%
2011-12-01 8,5% 16,7%
2012-01-01 8,3% 16,0%
2012-02-01 8,3% 16,6%
2012-03-01 8,2% 16,3%
2012-04-01 8,2% 16,5%
2012-05-01 8,2% 16,1%
2012-06-01 8,2% 16,2%
2012-07-01 8,2% 16,3%
2012-08-01 8,1% 16,7%
2012-09-01 7,8% 15,4%
2012-10-01 7,8% 16,1%
2012-11-01 7,7% 15,9%
2012-12-01 7,9% 16,5%
2013-01-01 8,0% 16,8%
2013-02-01 7,7% 16,3%
2013-03-01 7,5% 16,1%
2013-04-01 7,6% 16,3%
2013-05-01 7,5% 16,2%
2013-06-01 7,5% 16,0%
2013-07-01 7,3% 15,4%
2013-08-01 7,3% 15,6%
2013-09-01 7,3% 15,0%
2013-10-01 7,2% 15,0%
2013-11-01 6,9% 14,1%
2013-12-01 6,7% 13,5%
2014-01-01 6,6% 14,2%
2014-02-01 6,7% 14,5%
2014-03-01 6,7% 14,4%
2014-04-01 6,2% 13,0%
2014-05-01 6,2% 13,2%
2014-06-01 6,1% 13,2%
2014-07-01 6,2% 13,6%
2014-08-01 6,2% 13,1%
2014-09-01 6,0% 13,8%
2014-10-01 5,7% 12,7%
2014-11-01 5,8% 12,6%
2014-12-01 5,6% 12,3%
2015-01-01 5,7% 12,2%
2015-02-01 5,5% 11,8%
2015-03-01 5,5% 12,3%
2015-04-01 5,4% 11,6%
2015-05-01 5,5% 12,2%
2015-06-01 5,3% 12,0%
2015-07-01 5,3% 11,7%
2015-08-01 5,1% 10,9%
2015-09-01 5,1% 11,1%
2015-10-01 5,0% 11,1%
2015-11-01 5,0% 11,2%
2015-12-01 5,0% 11,2%
2016-01-01 4,9% 10,3%
2016-02-01 4,9% 10,5%

Datos del gráfico Descargar datos

Los datos a continuación se pueden guardar o copiar directamente en Excel.

Los datos que subyacen a la figura.

Nota: Las áreas sombreadas indican recesiones. Los datos están ajustados estacionalmente.

Fuente: análisis EPI de la serie de datos públicos de la Encuesta de Población Actual de la Oficina de Estadísticas Laborales

en Facebook Tuitear este gráfico Insertar

Copie el código a continuación para insertar este gráfico en su sitio web.

Descargar imagen

El hecho histórico de que la tasa de desempleo de los trabajadores jóvenes tiende a ser un poco más del doble de la tasa general sigue siendo cierto hoy en día. En febrero de 2016, la tasa general de desempleo era del 4,9 % y la tasa de desempleo de los trabajadores menores de 25 años, del 10,5 %, era 2,1 veces mayor.

Esto plantea dos puntos clave. En primer lugar, debido a que la tasa de desempleo de los trabajadores jóvenes suele ser un poco más del doble de la tasa general, los trabajadores jóvenes experimentan aumentos de desempleo mucho mayores que el promedio durante las recesiones económicas. Cuando la tasa general de desempleo se eleva en 1 punto porcentual, la tasa de desempleo de los trabajadores jóvenes probablemente se eleve en alrededor de 2 puntos porcentuales.

En segundo lugar, la difícil situación a la que se enfrentan muchos trabajadores jóvenes en la actualidad no es inesperada dada la debilidad general del mercado laboral. En otras palabras, el desempleo de los trabajadores jóvenes es alto hoy en día no debido a algo único sobre

Video: class of 2016