Select Page

Entrenar a los empleados es la clave para construir y mantener un personal automotivado. Inicialmente, tomará más tiempo: todo el proceso de enseñar a un hombre a pescar versus solo atrapar a un hombre. Pero los resultados valen la inversión.

Cuanto mejor entrene, más preparado estará su equipo para lograr sus objetivos. El coaching exitoso guía a los empleados en la dirección correcta, pero promueve el pensamiento independiente y la colaboración en equipo para superar los obstáculos. Esto, a su vez, fomenta una relación de confianza y empodera al equipo para actuar de forma dinámica.

Ese entrenamiento fundamental será la base sobre la cual se construyen y mantienen procesos sólidos. Todos estos elementos combinados le permiten a su empresa desbloquear grados de éxito cada vez mayores.

Siga estos pasos para que su proceso de asesoramiento y retroalimentación sea más efectivo.

1. Decide lo que quieres lograr

Antes de acudir a sus empleados con un nuevo proyecto, debe tener claro en su mente lo que quiere que logren.

Entrenar a los empleados tiende a ser doble. O los estás entrenando para mejorar (o porque están haciendo algo mal); o los está entrenando en un nuevo proceso o tema que requiere capacitación.

Cualquiera que sea la razón, concéntrese en cómo debería verse el resultado final más que en cómo cree que deberían llegar allí. Piense en el panorama general. ¿Cómo afectará a los objetivos generales de su empresa? ¿Cómo afectará el papel de sus empleados a largo plazo?

Si puede transmitir esto y cuál debería ser el resultado y por qué, es más probable que obtenga la aceptación de los empleados. Discuta lo que quiere lograr y sea claro acerca de sus expectativas.

Dales una imagen del resultado deseado, pero no necesariamente les des la hoja de ruta sobre cómo llegar allí a menos que te la pidan. Es posible que tengan una forma diferente de hacerlo que usted, y eso está bien.

Pídales su opinión e ideas. Tal vez traigan algo nuevo a la mesa que no se haya estudiado antes. Tal vez plantean una pregunta sobre algo en lo que no se había pensado anteriormente. Un entrenador tiene la flexibilidad de adaptarse a menos que sea algo que involucre un procedimiento estándar.

2. Elige el camino correcto

Ahora que el empleado sabe el por qué de este esfuerzo, es hora de hablar sobre cómo llegar allí.

Establezca criterios específicos sobre lo que debe incluir el resultado y un cronograma. ¿Se ha hecho esto antes? Si es así, ¿hay alguien más dentro de la empresa o del equipo que pueda brindar algún consejo de primera mano?

La comunicación debe venir antes, durante y después del proceso. Es importante no solo darles instrucciones y enviarlos en su camino.

Una clave para determinar el mejor enfoque es conocer los conjuntos de habilidades y áreas de especialización de sus empleados. Algunos necesitarán más instrucción que otros, dependiendo del tema.

Por ejemplo, un nuevo empleado que intenta una tarea desconocida puede frustrarse sin una cantidad considerable de entrenamiento. Por el contrario, un empleado experimentado podría encontrar molesto ese mismo entrenamiento.

Un entrenador eficaz conoce a sus alumnos hasta cierto punto a nivel personal. Comprender lo que los emociona puede ayudar a persuadir a alguien a crecer o cambiar al enmarcar el consejo de la manera más efectiva.

Los mejores entrenadores encuentran la mejor manera de entrenar e inspirar para que el equipo avance en la dirección deseada.

3. Manténgase al tanto del proceso

Vuelva a circular a intervalos regulares para verificar el progreso y anime a los empleados a hacer preguntas si tienen alguna inquietud o problema.

No se exceda en la microgestión de su personal. Esté allí para guiar, instruir y ofrecer aliento y dirección según sea necesario, pero bríndeles libertad y autonomía.

Otro reto para el entrenador es corregir sin hacerlo en tono negativo. Hay una delgada línea entre un buen apoyo y una microgestión, y los mejores entrenadores saben cómo evitar cruzar esa barrera.

Mida el progreso del empleado en comparación con el cronograma y los hitos que estableció y acordó. Si necesita ajustar el tiempo, discútalo con el empleado e indíquele cuán importante puede (o no) ser para el éxito del proyecto.

4. Dar retroalimentación

La retroalimentación es un proceso bidireccional. Los empleados deben comunicar cualquier problema. Usted, como entrenador, debe responder con comentarios constructivos sobre su progreso y cómo pueden mejorar.

Tranquilice a sus empleados y trate de mantener el mensaje positivo, pero no lo endulce. La retroalimentación puede ser difícil cuando el resultado no es excelente, pero debe ser directo y honesto. No le estás haciendo ningún favor al empleado si no lo haces.

Para proporcionar comentarios directos:

  1. no seas vago
  2. Proporcione ejemplos
  3. Diles lo que no se hizo bien
  4. Mostrar cómo se debe hacer de manera diferente
  5. Explique por qué debe hacerse de cierta manera.

Asegúrese de que sus empleados tengan todos los recursos necesarios para cumplir con la meta. Ayúdalos a eliminar obstáculos o consecuencias imprevistas que puedan entorpecer su progreso.

Recuerde siempre alentarlos y ayudarlos durante la capacitación. Su objetivo es ayudarlos a crecer y aprender. A veces las personas necesitan un poco de optimismo para seguir adelante.

5. Revisar y recalibrar

Reúnete por última vez con tus empleados para repasar el proyecto como un todo. Discuta lo que funcionó, lo que no funcionó y lo que podría hacerse de manera diferente la próxima vez. Tómese un tiempo para celebrar el éxito y recompensar sus logros .

El refuerzo positivo ayuda a que sus empleados sientan que el esfuerzo extra vale la pena y los alienta a seguir adelante.

5 componentes cruciales para crear un coaching exitoso

1. Alinee el coaching con los valores fundamentales de su empresa

El coaching es la clave para alcanzar los objetivos de la empresa. Por lo tanto, su entrenamiento debe basarse en los valores fundamentales de su organización.

Se convierten en el por qué detrás de su consejo y aliento. De esta manera, su coaching se vuelve menos sobre lo que piensa y refuerza la cultura que desea en su organización .

Cuando usted y sus empleados miran juntos el panorama general, también debería ayudarlos a ser más receptivos con usted.

2. Entiende qué motiva a tus empleados

Está bien preguntarles directamente, en una reunión individual, qué los motiva . O podría distribuir un cuestionario a todos sus empleados a la vez.

Ten conversaciones informales en las que averigües qué hacen los fines de semana y cuáles son sus pasatiempos. Es más probable que se esfuercen más por un líder que realmente se preocupa por su bienestar.

Hay un lado humano en el coaching. Un entrenador de fútbol que le grita a los jugadores puede encontrar que eso es ineficaz. Si el entrenador apela a los antecedentes del jugador, el entrenador podría hablar el idioma del jugador y así motivarlo mejor.

3. Mantenlo colaborativo

Independientemente de la situación, las conversaciones de coaching deben fluir en ambos sentidos con amplias oportunidades para la retroalimentación y el debate mutuos. De esta manera, no está quitando la responsabilidad de sus empleados en el asunto o haciendo el trabajo por ellos. La colaboración en el coaching enfatiza la relación y les enseña cómo convertirse en cajas de resonancia el uno para el otro.

Cuando establece excelentes relaciones de entrenamiento con sus empleados, puede mejorar cada interacción que tiene con ellos y hace que la administración sea mucho más fácil. El coaching eficaz puede generar más confianza en ambas partes y mantener abierta la puerta a la mejora en todo momento.

4. Conoce la dinámica de tu equipo

Como entrenador, ciertamente no querrás poner en un proyecto a personas que no funcionan bien juntas. Si es inevitable, ayúdelos a encontrar puntos en común. En última instancia, su objetivo es lograr el mejor resultado posible para la empresa.

Todo se reduce a un buen entrenamiento. Si no está listo para invertir su tiempo, recursos y habilidades para entrenar a una persona, es poco probable que tenga éxito.

5. Tanto arte como ciencia

El coaching está ahí para ayudar a todos a tener éxito. Los entrenadores efectivos inspiran y escuchan. Construyen fuertes relaciones de confianza basadas en el conocimiento de su gente y buenas habilidades de comunicación.

Los entrenadores deben estar dispuestos a trabajar junto con el empleado, o asumir la culpa si algo se hizo mal.

Puedes darle a cualquiera una guía paso a paso sobre cómo hacer algo. Pero no vas a entrenar a todos de la misma manera. Algunas personas necesitan más entrenamiento visual, otras son auditivas. Algunos son prácticos. Las personas tienen diferentes motivaciones.

Esta variedad de factores y personalidades puede hacer que el coaching sea tanto un arte como una ciencia. Pero si se hace correctamente, el coaching puede ayudar a sus empleados y a su empresa a salir victoriosos al final.

Obtenga más información sobre cómo alinear las funciones de sus empleados con los objetivos comerciales para cultivar una fuerza laboral exitosa. Descargue nuestro libro electrónico gratuito: Cómo desarrollar una fuerza laboral de primer nivel que acelerará su negocio .

Cómo desarrollar una fuerza laboral de primer nivel que acelere su negocio Descargue su libro electrónico gratuito


¿Cómo entrenar a los empleados de manera efectiva?

Coaching para involucrar: 12 reglas para un coaching de empleados efectivo y continuo

  1. Ofrezca a los empleados retroalimentación regular y frecuente.
  2. Crear una cultura de retroalimentación del equipo.
  3. Empuje a los empleados a sus límites alcanzables.
  4. Esté abierto a las ideas de los empleados.
  5. Anime a los empleados a aprender de los demás.
  6. Pida opiniones a los empleados.
  7. Crear confianza.

Mas cosas…•

¿Cómo entrenar a un empleado difícil?

Aquí está cómo hacerlo bien.

  1. 11 consejos para entrenar a empleados difíciles.
  2. No evites las conversaciones.
  3. El tiempo y la ubicación son clave.
  4. Suponga una intención positiva.
  5. Enfatiza el desarrollo personal.
  6. Piense en el resultado final deseado.
  7. Comience con una alabanza.
  8. Apunta a la claridad y la objetividad.

Mas cosas…•

¿Cuáles son los 7 pasos del coaching?

Los 7 Pasos del Coaching Ejecutivo Efectivo – LOGRAR

  • Evaluación de la situación actual. Esto ayuda a identificar los obstáculos y lo que está frenando al cliente.
  • Lluvia de ideas creativa.
  • Perfeccionamiento de objetivos.
  • Iniciando opciones.
  • Evaluación de opciones.
  • Plan de acción válido.
  • Impulso alentador.

¿Cuáles son los cuatro pasos del coaching?

4 pasos para mejorar la calidad de su entrenamiento

  • Paso 1: Medir.
  • Paso 2: Educar y capacitar.
  • Paso 3: Implementar.
  • Paso 4: Seguimiento y análisis.

Video: how to coach employees