Select Page

Los desafíos de la “Gran Recesión” han vuelto a poner el concepto de resiliencia organizacional en el centro de atención. Esta recesión nos ha recordado cómo la vida organizacional se caracteriza por períodos de adversidad y que la salud psicológica de las organizaciones (como la de los individuos) depende de la capacidad de recuperarse o recuperarse de un revés significativo. La resiliencia organizacional vincula la salud psicológica con la adaptabilidad, la sostenibilidad y la rentabilidad a largo plazo. Durante los últimos 10 años, he trabajado con gerentes sobre cómo desarrollar la resiliencia organizacional, primero a raíz de los ataques del 11 de septiembre y luego en relación con la economía resultante. recesión. Ante eventos que amenazan la vida, despidos y reestructuraciones, he visto un reconocimiento creciente de que los gerentes necesitan ayudar a sus empleados a manejar los efectos estresantes de estos sucesos. Dar el siguiente paso para optimizar activamente la resiliencia organizacional se está convirtiendo en una competencia central de gestión.

Como gerente, líder, asesor de recursos humanos o consultor psicológico, puede ayudar a su organización a responder de manera más efectiva a la adversidad actual y desarrollar resiliencia y una mayor adaptabilidad para el futuro siguiendo estas pautas básicas.

Anticipar y reconocer la realidad. Si su negocio está en declive y se requerirán medidas de austeridad, infórmese . Conozca los planes de cambio, el cronograma y el alcance del impacto para que pueda desarrollar una estrategia de comunicación clara. Reconocer las realidades del miedo y el estrés.

Manténgase involucrado y manténgalo personal. Los empleados responden de manera muy personal e individual a las condiciones estresantes. Conozca los efectos estresantes del cambio organizacional y quiénes serán los más vulnerables. El toque personal es importante ahora más que nunca y es parte de la base de una cultura sostenible y resiliente.

Comunicar, Comunicar, Comunicar!!! Explicar el contexto y la justificación de los cambios en la organización. Supervise el tono emocional de sus comunicaciones: ni "pesimismo" ni optimismo ciego. Tómese el tiempo para escuchar: la buena comunicación es una comunicación bidireccional .

Recurra a sus propias narrativas de resiliencia y a las de otros. La autoconciencia es una de sus herramientas más poderosas. Piense en cómo ha enfrentado reveses y adversidades en el pasado y escuche historias similares de sus colegas. El uso de su narrativa personal ayuda a darle credibilidad, lo cual es esencial para fomentar la resiliencia organizacional.

Reafirme el propósito moral de su organización y ayude a los empleados a continuar encontrando significado en su trabajo. Las organizaciones que entretejen un sentido de propósito moral en el tejido de sus culturas enfrentan mejor el trauma y el cambio. Ese sentido de propósito surge de los valores fundamentales que permiten a la organización prosperar y lograr un lugar especial y duradero en el resto del mundo.

Recuerde las Tres C: Control, Compromiso y Desafío. Los buenos gerentes separan activamente lo que se puede controlar de lo que no, son honestos acerca de la distinción y se enfocan en lo que está dentro de su esfera de control. Piden ayuda y continúan comunicando altos estándares de iniciativa, responsabilidad y compromiso de los empleados. Los buenos gerentes usan el lenguaje del desafío , entendiendo que el crecimiento organizacional y la resiliencia ocurren solo si los empleados reciben apoyo para asumir y enfrentar los desafíos.

Fomentar y recompensar la innovación y la resolución creativa de problemas. El pensamiento lineal, la resolución convencional de problemas y el pensamiento grupal son los enemigos de la resiliencia organizacional. Ahora es el momento de alentar el pensamiento innovador y asegurarse de que se exprese una diversidad de opiniones y perspectivas. La adversidad a menudo da lugar a la innovación, y muchas empresas exitosas se afianzan durante una recesión.

Mantener un enfoque externo. En un momento de ansiedad, miedo y estrés, los empleados pueden volverse hacia sí mismos y perder valiosas oportunidades para responder a las condiciones cambiantes del mercado. En tiempos de adversidad, es especialmente importante acercarse y fortalecer las relaciones con los clientes y clientes.

Si sigue estas pautas, puede hacer más que ayudar a su organización a manejar el estrés de la crisis actual. Puede combatir activamente la negación, el retraimiento y el pensamiento concreto que caracterizan a las organizaciones frágiles y quebradizas. Al lograr optimizar la resiliencia, puede mejorar la salud psicológica de su organización, lo que le permite responder de manera más efectiva a los desafíos futuros.

¿Cuáles son las 5 formas de desarrollar la resiliencia?

Estos son nuestros mejores consejos para mejorar su flexibilidad y adaptabilidad.

  • Piensa positivo. No siempre puedes controlar los eventos que cambian la vida, pero puedes controlar cómo respondes a ellos.
  • Cuídate.
  • Utilice su red de apoyo.
  • Trabajar hacia una meta.
  • Busca ayuda.

Cuáles son las 7 estrategias para desarrollar resiliencia

7 maneras de desarrollar la resiliencia

  • Desarrollar y mantener relaciones sólidas.
  • Cambia la forma en que respondes a las situaciones.
  • Convierta los contratiempos en oportunidades de crecimiento.
  • Desarrollar una perspectiva positiva.
  • Mantén una perspectiva saludable.
  • Cuídate.
  • Encuentra formas de ayudar a los demás.

¿Cuáles son las 3 formas de desarrollar la resiliencia?

Si desea volverse más resistente, tenga en cuenta estos consejos:

  • Conectarse. Construir relaciones sólidas y positivas con sus seres queridos y amigos puede brindarle el apoyo y la aceptación necesarios en los buenos y malos momentos.
  • Haz que cada día tenga sentido.
  • Aprender de la experiencia.
  • Mantente esperanzado.
  • Cuídate.
  • Ser proactivo.

Cuáles son las 9 estrategias para construir resiliencia

Le pedimos a nueve miembros del Consejo de Jóvenes Empresarios que compartieran sus ideas.

  • Forjar tiempo de tranquilidad en la mañana.
  • Tome duchas heladas.
  • Ejercita tu mente y cuerpo.
  • Vive según las expectativas adecuadas, la gratitud y la positividad.
  • compartimentar
  • Sea consciente de sí mismo y flexible.
  • Visualícese como una persona resiliente.

Mas cosas…•

Video: how to build organizational resilience